soliloquio

Unidad popular y dos piedras

Soy de los que prefiere llamar a las cosas por su nombre, huyo de los sucedáneos, evito las medias verdades, detesto la arrogancia y no puedo con la mentira salvo que sea piadosa, lo de la mentira piadosa es una genialidad más de la iglesia

soliloquio > Hay que tener jeta - Por Ramiro Cuende Tascón

Hay que tener jeta - Por Ramiro Cuende Tascón

El pasado sábado, al poner el café al fuego para saborear una buena taza antes de sentarme a escribir, cogí un libro Cuando los políticos mecen la cuna, de un señor de la vida llamado Enrique Martínez Reguera, me gusta su visión de la vida

Soliloquio> Malas conciencias - Por Ramiro Cuende Tascón

Malas conciencias - Por Ramiro Cuende Tascón

Cuando llega la hora de rendir cuentas, salvo excepciones como la de Pepe Segura, todos miran para otro lado porque no le han dado un palo al agua y se ponen a fardar de castidad, pureza, limpieza, entrega, etcétera, que da mucho que pensar

soliloquio>

Hagamos algo - Por Ramiro Cuende Tascón

Cuando escribo este artículo la tele suena de fondo, por momentos escucho Los colores del desierto, luego las noticias de los actos del día de fiesta de la Constitución, el del puente del 6 al 9 del doce, el que gozamos cada año