santa cruz>

Olvidados por el Ayuntamiento

Los solares abandonados están llenos de cables sueltos, basura, electrodomésticos, ramas y ratas. | SERGIO MÉNDEZ Los solares abandonados están llenos de cables sueltos, basura, electrodomésticos, ramas y ratas. | SERGIO MÉNDEZ Los solares abandonados están llenos de cables sueltos, basura, electrodomésticos, ramas y ratas. | SERGIO MÉNDEZ Los solares abandonados están llenos de cables sueltos, basura, electrodomésticos, ramas y ratas. | SERGIO MÉNDEZ Los solares abandonados están llenos de cables sueltos, basura, electrodomésticos, ramas y ratas. | SERGIO MÉNDEZ Los solares abandonados están llenos de cables sueltos, basura, electrodomésticos, ramas y ratas. | SERGIO MÉNDEZ Los solares abandonados están llenos de cables sueltos, basura, electrodomésticos, ramas y ratas. | SERGIO MÉNDEZ Los solares abandonados están llenos de cables sueltos, basura, electrodomésticos, ramas y ratas. | SERGIO MÉNDEZ
<
>
Los solares abandonados están llenos de cables sueltos, basura, electrodomésticos, ramas y ratas. | SERGIO MÉNDEZ

Basura, electrodomésticos viejos oxidándose, sillas, ramas secas de árboles y palmeras y ahora, precisamente por la dejadez del dueño de varios solares abandonados, una plaga de ratas y ratones que de forma continua acceden a las viviendas por las plantas que crecen a su libre albedrío.

Un auténtico vertedero improvisado es lo que tienen que sufrir los vecinos del Pasaje de Las Asuncionistas, en plena Rambla de Santa Cruz, sin que de momento hayan obtenido respuesta alguna del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife a sus escritos para que limpien el lugar.

“A mi me están diciendo que tengo que arreglar la fachada, pago todos los impuestos, pero ellos no son capaces de encargarse de un tema de salud pública porque los solares no dan a la Rambla y no la afea”, afirma una de las vecinas. No se trata solo de un problema sanitario. “Es que el riego de incendio es alto y ahora mucho más con la llegada del verano. Los solares están llenos de ramas secas”, afirma esta ciudadana que ya ha presentado hasta dos alegaciones al Consistorio.

El primer escrito, dirigido a las áreas de Sanidad; Parques y Jardines y Medio Ambiente, está fechado en julio de 2014. En el mismo se pide al Consistorio que contacte con el propietario de los solares para encontrar una solución al problema descrito anteriormente. El Ayuntamiento les contestó que no habían podido encontrar al dueño. Tras un año esperando y tras ver que el Consistorio parecía hacer caso omiso a sus reclamaciones, envió otro el 6 de marzo de este año. Igualmente, sin respuesta.

Los solares abandonados están llenos de cables sueltos, basura, electrodomésticos, ramas y ratas. | SERGIO MÉNDEZ
Los solares abandonados están llenos de cables sueltos, basura, electrodomésticos, ramas y ratas. | SERGIO MÉNDEZ

Esta vecina ha tenido que pagar de su bolsillo a una compañía para desratizar y también para cortar una penca de de 5 metros de altura que se apoya directamente en su balcón, corriendo el riesgo de derrumbarlo con su peso. Pero no piensa hacerlo más. “Esta es una situación de la que tiene que encargarse el Ayuntamiento. Nos dijeron que estaría solucionado en uno o dos meses, y ya llevamos un año esperando“, afirma.

INCOMPETENCIA E IMPOTENCIA
En una visita al Pasaje de Las Asuncionistas, otro vecino contó a DIARIO DE AVISOS que un técnico se había pasado a ver los solares y, poco tiempo después, le llegó a su casa una notificación “como si mi mujer fuera la dueña. Tuve que ir al Ayuntamiento a poner un descargo explicando que estaban equivocados”. “Esos terrenos aparecen en el catastro, tienen un expediente de dominio, así que no puede ser complicado encontrar a sus dueños. De hecho, los propietarios se pasaron poco después por aquí. No sé si les habrá llegado alguna notificación o se habrán enterado por otros vecinos que estuvo un técnico”, relata este ciudadano, también indignado por la situación de su ‘barrio’.

Explica que no solo hay basura, ratas y ramas pudriéndose, sino que desde hace cinco años, tras uno de los temporales de viento y lluvia, se cayeron los cables de la compañía eléctrica y de telefonía. “Ni Endesa ni la telefónica han pasado por aquí a pesar del peligro que suponen”. De hecho, nos cuenta que otro vecino tuvo que sofocar un pequeño incendio cuando algunos de estos cables empezaron a arder hace unos años.

“Aquí vivimos personas, somos ciudadanos que pagamos impuestos, pero nos tienen abandonados. Incluso es una vecina la que limpia la calle. El Ayuntamiento no se ha enterado de nuestra situación porque no ha querido“, sentencia.