CD TENERIFE >

Cisma a raíz de un Real Decreto

La LFP espera poder recaudar unos 1.000 millones de euros por la explotación de los derechos televisivos. / J. V.
La LFP espera poder recaudar unos 1.000 millones de euros por la explotación de los derechos televisivos. / J. V.

ÓSCAR HERRERA | Santa Cruz de Tenerife

El pasado jueves 30 de abril se abría un nuevo horizonte en el fútbol español con la aprobación en el Consejo de Ministros del Real Decreto-Ley/2015 de 30 de abril, que permitirá la venta centralizada de los derechos de televisión y que deja atrás el modelo de negociación individual de cada club con los diferentes operadores de televisión, que en algunos casos dejaron batallas judiciales interminables. Y es que el modelo de venta individual, vigente desde la temporada 97-98, ha planteado múltiples discrepancias tanto entre los clubes oferentes como entre los operadores demandantes de los derechos audiovisuales. El objeto principal de este Real Decreto Ley es, según el texto de las disposiciones generales que esgrime el Gobierno, “la comercialización unificada de los derechos audiovisuales y su reparto solidario con todo el fútbol español”. Este sistema de comercialización centralizada de los derechos audiovisuales entrará en vigor a partir de la temporada 16-17, respetando, eso sí, los compromisos contractuales vigentes, aunque los clubes están gestionando con el Gobierno adelantarlo ya a la próxima temporada. Si no fuera así, los nuevos contratos que están negociando las entidades deportivas que aún no los han comercializado en la temporada 15-16 tendrían una vigencia de una única temporada.

Alineado con la LFP
Desde el CD Tenerife se celebra este nuevo statu quo del fútbol español como no podía ser de otra manera. Miguel Concepción es una de las voces del fútbol español que con más claridad ha hablado de la importancia de regular la hasta ahora desordenada y partidista venta individual del pastel televisivo. El presidente del CD Tenerife no solo respalda claramente la postura de la Liga, sino que se ha mostrado convencido de que este Real Decreto favorecerá el crecimiento económico del club que preside sin dejar de colaborar con el fútbol más modesto.

Para el CD Tenerife, al igual que para el resto de clubes de la LFP, el futuro reparto de los ingresos audiovisuales reportará un incremento notable en sus ingresos por este motivo. La estimación inicial que ha hecho el organismo futbolístico encabezado por Javier Tebas plantea un primer contrato anual de 1.000 millones de euros, en el que el 90% irá destinado a clubes de Primera y el 10% restante a los de Segunda. Aquí radica una de las patas que no sustenta el sindicato de jugadores. La AFE entiende que hay mucha diferencia entre lo que percibirían los clubes de Segunda en clara desventaja con los de la máxima categoría, y que esto desprotege más a los asalariados de los equipos de la Liga Adelante en un hipotético litigio de reclamación de cantidades de los jugadores con algún club moroso.

Pero Liga y Gobierno han estipulado con este Real Decreto evitar que la diferencia entre los clubes que más percibirán y los que menos no llegue a los cinco millones de euros. Pero a la hora del reparto final éste irá en función de otros baremos. La clasificación histórica de las últimas temporadas y la implantación social (recaudación en abonos y taquilla media de las últimas cinco temporadas), fijará cantidades variables, por lo que es importante quedar lo mejor clasificado posible para asegurarse una mayor cantidad a recibir. En Primera División se tomarán en consideración los resultados deportivos de las cinco últimas temporadas, mientras que en Segunda sólo se tendrá en cuenta la última temporada.

En cualquier caso, otra consideración importante es que una vez hecho el reparto definitivo a cada entidad, y una vez distribuidos los ingresos obtenidos de la comercialización, cada club participante debe asumir las contribuciones obligatorias que se establecen para el Fondo de Compensación de las entidades deportivas y para las políticas del Consejo Superior de Deportes en apoyo de la Primera División del Fútbol Femenino, la Segunda División B y las asociaciones de futbolistas, árbitros, entrenadores y preparadores físicos.

Concepción, a la salida de una reunión de la Liga Profesional. / R. DE PEDRO
Concepción, a la salida de una reunión de la Liga Profesional. / R. DE PEDRO

Restricciones de imágenes
En todo este complejo negocio de los derechos de televisión, uno de los asuntos que más había preocupado a la Liga y al CSD es la facilidad de muchas televisiones para ofrecer resúmenes de los partidos de cada jornada sin pasar por taquilla.

Con este Real Decreto se fija un resumen de 90 segundos del total de los partidos de esa jornada para las televisiones que no tengan los derechos, salvo que pasen por caja con las tarifas que quedarán fijadas para paquetes de resúmenes más amplios de cada equipo. Todas los operadores que estén fuera del ámbito de los derechos del fútbol español, deberán atenerse a estas reglas. Por lo que se establece un paso más en el que se pagará por todo lo que sea imágenes de los clubes a excepción de los canales oficiales (televisiones y radios) de las entidades deportivas.

Sea como sea, el discutido Real Decreto de 30 de abril es ahora una bomba de relojería para el Gobierno del PP, que ya ha dejado claro que no modificará lo que ya se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado.

Un año más con Mediapro

El CD Tenerife tiene contrato con Mediapro -plataforma que reúne a las entidades englobadas en el denominado G-30- hasta la temporada 15-16. A partir de ahí y coincidiendo con la aplicación del nuevo Real Decreto, la entidad tinerfeña entrará de lleno en la venta centralizada, por lo que es pronto para saber por qué plataforma se verán los encuentros del cuadro insular, así como qué cantidades percibirían. En estos momentos, Televisión Canaria ofrece los partidos del CD Tenerife tras llegar el ente autonómico a un acuerdo con Mediapro para las temporadas 13-14 y 14-15, a raíz de cuatro millones de euros anuales en un paquete en el que entró también la cesión de los derechos audiovisuales de la UD Las Palmas. Actualmente, el Tenerife recibe 2,5 millones de euros por temporada, una cantidad que llegaría a doblar hasta llegar a los cinco millones de euros con el nuevo modelo, aunque serían cantidades en bruto a las que habría que restar las contribuciones obligatorias que se disponen en este Real Decreto. En cualquier caso, el aumento será considerable, mucho más en el hipotético caso de un ascenso a Primera División, donde se manejan cantidades que multiplican por seis en el peor de los casos para los clubes de la Liga BBVA. Tras ascender de Segunda B en junio de 2013, el Tenerife, como el resto de equipos de Segunda y los menos poderosos de Primera, cedieron sus derechos audiovisuales a este operador televisivo.