ECONOMÍA >

Los empresarios, unidos

Posado de toda la cúpula empresarial de la Isla de Tenerife, ayer, en la sede de la Cámara de Comercio. / JOSÉ LUIS PÉREZ
Posado de toda la cúpula empresarial de la Isla de Tenerife, ayer, en la sede de la Cámara de Comercio. / JOSÉ LUIS PÉREZ

MARÍA FRESNO | Santa Cruz de Tenerife

La cúpula del sector empresarial tinerfeño presentó ayer la plataforma para la defensa de proyectos estratégicos, que pretende, entre otras cosas, tomar partido “de forma decidida” para que infraestructuras que son “vitales” para la Isla no se sigan demorando en el tiempo. La iniciativa, que nace de la mano de la Cámara de Comercio y CEOE-Tenerife, llega en un momento decisivo, no sólo porque las dificultades presupuestarias han desaparecido, sino porque se está formando un nuevo Gobierno que tendrá una nueva hoja de ruta.

En este sentido, el presidente de CEOE-Tenerife, José Carlos Francisco, fue muy claro. “Lanzamos cuatro mensajes que si se interpretan bien son de un enorme calado”. En primer lugar, “sobra” administración. “Hay muchos servicios que no tienen actividad y lo que decimos es que la administración tiene que adaptarse y reducir sus gastos”. En segundo lugar, es “absolutamente necesario y urgente que se simplifique la burocracia. “No se si esto se debe hacer o no eliminando la Cotmac, esto no nos corresponde a nosotros decidirlo, pero lo que sí digo”, continuó Francisco, “es que si no hay una reorganización profunda será imposible invertir aquí, o lo que es peor, habrá que esperar 15 años; y en este tiempo se acaba el dinero, la gente se cansa y se va a otro lado”. En definitiva, señaló Francisco, “de lo que se trata no es de saltarnos las leyes, sino de agilizar la normativa para que los proyectos no se eternicen y al final salgan para poder crear empleo”. “Si nos dejan, los empresarios crearían mucho más empleo”.

Proyectos de gran calado

-Burocracia cero. El “calvario burocrático” tiene que acabar para agilizar y dar paso a proyectos de inversión. Los empresarios piden la creación de una comisión en el Parlamento que analice y estudie toda esa legislación que se superpone, para que se puedan realizar las inversiones de manera segura. No se trata de eliminar las normas medioambientales, sino reducirlas y agilizarlas para que un proyecto salga en un plazo razonable y la inversión se realice.

-Reducir la administración. Es necesaria una mayor eficiencia y productividad del sector público, que tiene que reducir sus gastos y optimizar sus recursos humanos.

-Cierre del anillo insular. La finalización de esta obra tiene “un incuestionable efecto tractor en la economía” de la Isla, no solo por el ahorro de tiempo y el coste sino por el aumento de la calidad de vida. “Su efecto dinamizador de la economía es ya incuestionable”.

-Nueva terminal Reina Sofía. La construcción de una nueva terminal es esencial para mejorar la capacidad del aeropuerto y dar respuesta a las expectativas de crecimiento del sector turístico. Actualmente, el aeropuerto está al 92% de su capacidad, por lo que la decisión de construir una nueva terminal debe de adoptarse de inmediato teniendo en cuenta los plazos de ejecución de este tipo de obras, que está fijado entre 8 y 10 años.

A estas dos peticiones “de calado”, el presidente de la patronal tinerfeña añadió dos infraestructuras de interés general y que son “esenciales” para el desarrollo económico de la Isla. “Podíamos haber añadido muchas más”, declaró, “pero decidimos englobarlas en estas dos que son considerados proyectos estructurantes”. Se trata del cierre del anillo insular, y de la terminal del aeropuerto de Tenerife Sur, a la que unió el puerto de Granadilla, aunque esta última obra no está paralizada por problemas económicos, sino medioambientales. Se trata de agilizar unos 550 millones de euros, entre el cierre del anillo y la nueva terminal.

Por este motivo, anunciaron que se reunirán con el nuevo presidente del Gobierno para acudir juntos al Ministerio de Fomento a reclamar que la obra del cierre del anillo insular, la parte que queda, se incluya en los Presupuestos Generales del Estado de 2016. El presidente de la Cámara de Comercio, José Luis Martín, insistió en que las administraciones públicas deben dejar de “boicotear” con sus “marañas” burocráticas proyectos de inversión importantes para el desarrollo de Canarias. Martín reclamó, además, una “mayor eficiencia y productividad” al sector público, que tiene que reducir sus gastos y optimizar sus recursos humanos. “En Canarias se han paralizado más de 1.000 millones de euros en proyectos de inversión privada que pueden suponer más de 20.000 empleos directos”.

Legislación hasta para un váter

M. F. | Santa Cruz de Tenerife

El presidente de la Cámara de Comercio, José Luis Martín, puso un ejemplo claro del calvario burocrático por el que tiene que pasar cualquier empresario. “Cuando se abre un local y quiero poner un simple váter, tengo que hacer un papeleo enorme, que si es un espacio de 20 metros cuadrados tiene que ser un servicio, etc. Esto no es concebible, porque la administración tiene que tener en cuenta que desde que ese local abra o esa empresa empiece a funcionar ya pagará impuestos y estará generando empleo”.