San Juan de la Rambla

“Esperamos culminar en este mandato la playa de Las Aguas”

Fidela Velazquez. | SERGIO MÉNDEZ
Fidela Velazquez. | SERGIO MÉNDEZ

“Lo que tenga que ser, será”, contesta resignada y tranquila Fidela Velázquez, al preguntarle si confía en terminar el mandato recién iniciado, o teme a una moción de censura como la que ya le interpusieron la Agrupación Independiente de San Juan de la Rambla (AIS-CC) y el Partido Popular (PP) en febrero del año 2013, y que le permitió al entonces único concejal popular, Tomás Mesa, ser alcalde del municipio ramblero. Por eso, desde que volvió a ser elegida alcaldesa en las elecciones municipales del pasado 24 de mayo, lo único que espera Fidela Velázquez es “trabajar, construir y contribuir al crecimiento de su municipio cada día”, tareas que según destaca, comenzó desde el día siguiente de las elecciones del 24M.

-¿Le costó volver a sentarse en el sillón de la Alcaldía de San Juan de la Rambla?
“Si se refiere a el tiempo previo, entre la moción de censura y la toma de posesión, debo confesar que sí, porque fueron dos años y medio muy convulsos y poco productivos desde el punto de vista de la gestión municipal. Sin embargo, no ha sido así la incorporación y estos primeros días. De un lado por el conocimiento de los temas que, conjuntamente con la cooperación de los técnicos y empleados, nos ha facilitado la labor y, por otro lado, porque el reto que volvemos a afrontar es tan apasionante que supera las posibles dificultades”.

-¿La moción de censura que usted sufrió en 2003 ha pasado ya a ser solo un mal recuerdo?
“Lo dejamos en un recuerdo. Los datos electorales han hecho que sea peor recuerdo para quienes la gestaron que para los que la sufrimos. Lo bueno de ella es que ha significado para todos un aprendizaje. Y aprender siempre es estimulante, independientemente de cómo se haga. Las cosas malas siempre tienen algo bueno: la experiencia que llevan anexas y los aprendizajes”.

-¿Cuál fue el principal escollo con el que se encontró al volver al Gobierno municipal?
“El principal problema es el estado de las arcas municipales. Dos ejercicios consecutivos, el de 2013 y el de 2014, han acabado en déficit, lo que ha impedido que tengamos presupuesto en 2015 y que tengamos que prorrogarlo. El arqueo preceptivo de caja de la toma de posesión arroja un saldo de poco más de 300.000 euros, y en facturas de papel, indemnizaciones en firme por sentencias judiciales y saldo inmovilizado hay unos 800.000 euros. Por ello, la situación económica del Ayuntamiento es en estos momentos bastante preocupante. Afortunadamente, tenemos dos aspectos que espero que nos ayudará a mejorar sustancialmente esta situación: de un lado, el concejal de Hacienda, Cayetano Silva, economista, que ya demostró su pericia con su gestión del presupuesto de 2012 y, de otro, el ahorro sustancial del capítulo I que supone que únicamente dos concejalas, frente a los siete anteriores, cobren sueldo del municipio, y ello representa más del 75% de ahorro en este capítulo, unos 212.000 euros al año. Además, algún asunto espinoso, como un decreto de alcaldía ordenando el cierre de un establecimiento comercial, que nos metía en un grave dilema, donde cualquier solución hubiera sido un problema para la administración y para los políticos que las tomaran. Afortunadamente, la cooperación interinstitucional, el buen hacer de los técnicos y la diligencia nuestra y la del empresario permitió que en una semana se resolviera lo que pudo haber sido un grave problema para el Ayuntamiento”.

La situación económica del Ayuntamiento es ahora bastante preocupante”

-El juez todavía mantiene su imputación por prevaricación y malversación de fondos. ¿Confía en que este problema judicial se aclare rápidamente?
“Sí. Confío plenamente en la justicia. El juez ha admitido a trámite nuestra solicitud de más elementos de prueba que se habían omitido con anterioridad, de forma similar a las que aportamos en uno de los asuntos que ya se archivó. Esas pruebas omitidas ayudarán a arrojar luz y espero que, definitivamente, se archive este doloroso asunto”.

-¿Retomará el actual gobierno el proyecto en la playa de Las Aguas tal y como se presentó en el anterior mandato?
“Ese es nuestro objetivo inicial: recuperar el mar para un municipio que tiene tres kilómetros de costa y que aspira a poder usarla para su solaz. Una costa, por otro lado, bellísima, que se merece un tratamiento mejor que el que ha recibido por parte de las distintas administraciones públicas. Si en dieciocho meses conseguimos ofrecer varias soluciones para la playa, esperamos poder conseguir culminar la obra de la nueva playa de Las Aguas en este mandato”.

-¿Los vecinos verán diferencias en el nuevo gobierno local?
“Creo que ya las están viendo. Un ejemplo es la participación ciudadana, que ha empezado a funcionar desde los primeros días, deliberando con los vecinos sobre aquellos asuntos que les afectan, como son obras o servicios de distintas zonas para los que se les pide que aporten soluciones y propuestas. Además, la atención permanente que se les brinda de forma individualizada, vuelve a ser una prioridad”.

Los vecinos ya ven diferencias en el gobierno; ahora hay participación ciudadana”

-¿Cuál es su relación actual con su exsocio, Tomás Mesa?
“La propia de compañeros de Corporación. No digo que tenga una relación fluida, pero participa como el resto de grupos políticos en las deliberaciones previas a las decisiones plenarias, en un nuevo órgano que se constituye por voluntad nuestra, la Junta de Portavoces, que sin ser preceptivo marca una nueva y necesaria vía de diálogo y entendimiento entre los distintos grupos representados en el pleno”.

-¿Por qué cree que sacó los mismos votos que en 2011 y logró mantenerse como concejal?
“Una vez incorporada a la Alcaldía y oyendo a personas que le apoyaron, creo que usó ciertas promesas de difícil cumplimiento para garantizarse apoyos. Lamentablemente, esta forma de hacer política perjudica sobre todo a los ciudadanos a los que se les crean expectativas que nunca se van a poder cumplir”.