El Centro Técnico de SEAT cumple 40 años mostrando su talento

Centro Técnico de SEAT
El Centro Técnico de SEAT cumple 40 años. | DA

Hace 44 años, SEAT tomaba una decisión que cambiaría para siempre su futuro. La compañía decidía crear un Centro Técnico propio, que vería la luz en 1975. El Centro Técnico nacía con el objetivo de garantizar el progreso de la marca, crear una identidad y un estilo propios e incorporar de forma constante las más avanzadas tecnologías a sus modelos.

Este año SEAT celebra el 40 aniversario de su Centro Técnico, que marcó un antes y un después para la compañía y para la industria del automóvil en España. Desde sus inicios, el Centro Técnico ha configurado el ADN de SEAT y ha sido el motor de la principal inversora en I+D+i en España. La compañía ha invertido 1.400 millones de euros en este ámbito en los últimos cinco años.

40 años de investigación y desarrollo

El Centro Técnico empezó su andadura en 1975, ubicado en una superficie de 130.000 m2 y con 211 trabajadores en plantilla. Hoy se encuentra en un espacio de 200.000 m2 y cuenta con una plantilla de más de 900 ingenieros y técnicos especializados, que pasarán a ser cerca de 1.000 al final de este año. Durante estos 40 años, el Centro Técnico ha ido evolucionando y creciendo de forma constante. No solo ha ampliado sus instalaciones, sino que también ha cuadruplicado su plantilla y ha visto como se construían otros centros y edificios de referencia a su alrededor. El más importante, la fábrica de Martorell, inaugurado en 1993, es uno de las más modernos y sostenibles de Europa y produce diariamente 2.100 unidades (443.000 en 2014). SEAT vende sus coches en 75 países.

Centro Técnico de SEAT

El Centro Técnico es el responsable del desarrollo de los modelos más icónicos de la compañía, como el León, el Ibiza, el Toledo, el Alhambra, el Málaga, el Marbella, el Córdoba, el Altea y el Arosa, entre otros. Todos ellos, gracias al CTS, siguieron una línea de desarrollo común que otorga a los modelos de la marca un carácter y unas formas propias de SEAT.

El Centro Técnico también ha desarrollado concept-cars, de estilo futurista o con algunas innovaciones respecto a los modelos anteriores, que forman un patrimonio único, y perfectamente conservado, del automóvil en nuestro país. Desde el Ibiza Cabrio (1986) y los siguientes Proto TL y Proto C (1990), hasta el 20V20 (2015), pasando por el Marbella Playa (1991), el Concept T (1992), el Concept T Cabrio (1993), el Córdoba Cabrio (1996), el Bolero (1998), el Fórmula (1999), el Salsa (2000), el Salsa Emoción (2000), el Tango (2001), el Cupra GT (2003), el León Prototipo (2005), el Ibiza Vaillante (2006), el Altea Freetrack (2007), el Tribu (2007), el Bocanegra (2008), el IBZ (2009), el IBE (2010), el IBX (2011), el IBL (2011), el Toledo Concept (2012), y el Cupster (2014).

Además de vehículos y concept cars, el Centro Técnico también ha desarrollado e implementado las más avanzadas tecnologías, el uso de motores ecológicos Ecomotive y sistemas que permiten la conectividad en el automóvil.

Centro Técnico de SEAT

Único en desarrollar los vehículos de manera integral

SEAT es la única marca del sector en España que, gracias a tener un Centro Técnico propio, diseña, desarrolla, fabrica y comercializa de forma integral sus propios vehículos, además de participar en proyectos del Grupo Volkswagen.

El proceso de creación de un modelo, desde que tan solo es una idea hasta que se produce en serie, sigue unas fases claramente delimitadas: proceso de diseño, definición del package y ergonomía, estudio de viabilidad del diseño, generación de datos 3D, pruebas de simulación, prototipaje y validación de proyectos.

El desarrollo del vehículo se inicia con el proceso de diseño, en el SEAT Design Center del Centro Técnico. En esta primera fase prevalece la inspiración y la creatividad de los diseñadores, que buscan el punto de equilibrio entre técnica, diseño, creatividad y funcionalidad. El diseño es uno de los puntos fuertes de los modelos de la compañía, y siempre responde a las necesidades reales de los conductores. Gracias a la creación del SEAT Design Center en 2007, uno de los más modernos y funcionales del mundo, el diseño se ha convertido en el sello de identidad de los nuevos vehículos de la marca.

En el Centro Técnico se realizaron el año pasado 55.000 simulaciones y más de 1.200.000 km de pruebas en la fase final de experimentación

En paralelo a esta fase de diseño, el área técnica analiza la obra de los diseñadores y acota medidas de carrocería e interior, comprueba la ergonomía y viabilidad técnica y establece la aplicabilidad futura del proyecto. Una vez definido el desarrollo del modelo, se analiza la coherencia de la arquitectura, y se estudia la aerodinámica y la rigidez, entre otros aspectos.

Antes de convertir el modelo virtual en modelo físico, el Centro Técnico emplea herramientas de realidad virtual, realidad aumentada y ensamblaje (Digital Mockup), elemento clave en el desarrollo de los vehículos SEAT para experimentar con el modelo mediante simulación con el objetivo de optimizarlo. A través de esta tecnología, el Centro Técnico realiza las primeras simulaciones de comportamiento estático y dinámico, tanto de piezas individuales como del modelo completo, y lo somete a pruebas crash-test virtual, entre otras.

Centro Técnico de SEAT

Por último, antes de producir en serie y comercializar el futuro vehículo, el Centro Técnico garantiza la viabilidad a través de la fase de validación. En esta etapa se realiza un proceso exhaustivo y meticuloso, basado en la prueba y la experimentación con el vehículo.

Una mirada hacia el futuro

El Centro Técnico es hoy un hub de conocimiento, un espacio donde se imagina el coche del futuro y se buscan soluciones a los desafíos que plantea la industria del automóvil. A través de procesos de desarrollo pioneros, en el Centro Técnico se trabaja para anticipar las tendencias del sector. Su actividad se centra en crear vehículos avanzados, pero también en desarrollar tecnologías que ayuden a que el vehículo sea más inteligente, cuente con un mejor diseño, esté conectado completamente con su entorno y que sea aún más respetuoso con el medio ambiente.

SEAT ya está desarrollando, y aplicando, las más avanzadas tecnologías para innovar en los cuatro aspectos claves del sector del automóvil: la reducción de emisiones de CO2, un diseño más innovador, funcional y eficiente, la conectividad del automóvil, la ampliación de medidas de seguridad e incluso la conducció autónoma.

En 2014 el Centro Técnico trabajó en 360 proyectos y desarrolló 58 prototipos

En materia de CO2, por ejemplo, SEAT ha rebajado las emisiones medias de flota un 21% durante los últimos ocho años. Esa reducción se ha conseguido gracias a la optimización de motores, la introducción de sistemas como el Start/Stop, las mejoras aerodinámicas y la reducción del peso del vehículo. Así, el 66% de los coches SEAT vendidos en Europa tienen unas emisiones inferiores a 120 g/km. La compañía también ha apostado por los sistemas de propulsión alternativa, como el Gas Natural Comprimido, y comercializa el León TGI y el Mii Ecofuel, además de ya estar preparada para impulsar el vehículo eléctrico.

Respecto a la seguridad, el Centro Técnico hace años que desarrolla mejoras para optimizar la seguridad activa y pasiva, y ya incorpora sistemas de asistencia a la conducción, como el Asistente de Salida Involuntaria de carril, el reconocimiento de cansancio y sistemas inteligentes de frenado, entre otros.


El CTS ocupa 200.000 metros cuadrados de superficie y en él trabajan más de 900 ingenieros de especialidades diversas

El Centro Técnico de SEAT trabaja constantemente para incorporar novedades a sus modelos. Avances como la conectividad con dispositivos móviles y el desarrollo de apps para el sistema de infotainment del vehículo, la comunicación entre el vehículo y su entorno, o la consulta de algunas de las funciones del coche a través del propio smartphone, son, y serán, aspectos comunes de los modelos de la marca en los próximos años. Estas innovaciones contribuirán a facilitar la movilidad del conductor en la ciudad y a fomentar la interacción de éste con su vehículo de forma más eficiente.

Esta mirada hacia el futuro de SEAT tiene su ejemplo más claro en el modelo León, un modelo que está obteniendo excelentes resultados en los tests comparativos y que ha marcado un punto de inflexión en el recorrido de la marca. Por ello, la compañía está en un proceso de “leonización” de la marca, es decir, en la incorporación de los valores de la “Fórmula León” a cada nuevo vehículo: diseño, funcionalidad, máxima calidad, accesibilidad, fiabilidad e innovaciones tecnológicas únicas.

Motor del I+D+i en España

SEAT es uno de los principales pilares de la industria en nuestro país y la principal compañía del sector del automóvil, que actualmente supone el 10% del PIB español. SEAT representa aproximadamente el 1% del PIB en España y el 4% en Cataluña. Muchas pequeñas y medianas empresas son proveedoras de SEAT, que emplea de forma directa e indirecta a alrededor de 70.000 personas.

A lo largo de estos 40 años, SEAT se ha convertido en el principal dinamizador industrial a nivel local y nacional y actúa como un motor de desarrollo tecnológico entre empresas, instituciones, universidades y proveedores de la compañía en toda España.