SANTA CRUZ

Santa Cruz inicia formalmente la disolución de Deportes y del IMAS

El Ayuntamiento afirma que los servicios sociales no se verán afectados por la desaparición del IMAS. / J.G.
El Ayuntamiento afirma que los servicios sociales no se verán afectados por la desaparición del IMAS. / J.G.

“De manera inmediata”. Así confirmaba hace unas semanas la concejal de Organización y Modernización del Ayuntamiento de Santa Cruz, Marisa Zamora, a DIARIO DE AVISOS, el inicio del proceso para disolver los dos primeros organismos autónomos de los cinco con los que cuenta el Ayuntamiento capitalino: el Organismo Autónomo de Deportes (OAD) y el Instituto Municipal de Atención Social (IMAS). Ayer, el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) publicaba el decreto del alcalde, José Manuel Bermúdez, en el que esa inmediatez se convierte en “urgencia” para iniciar los trabajos de disolución.

Este decreto tiene fecha del pasado 10 de agosto y en él da orden el alcalde de que se proceda a la puesta en marcha de la medida aprobada por la Junta de Gobierno local el 21 de octubre de 2013. Entonces se aprobó la “reestructuración de competencias desconcentradas en las concejalías de distrito y propuestas de racionalización de la estructura organizativa de organismos autónomos locales competentes en materias de Cultura, Deportes y Atención Social”, todo en ello en base a un informe elaborado por la Dirección General de Organización y Régimen Interno del Consistorio, informe este que los tildaba de “ineficaces e ineficientes” en su funcionamiento.

Casi dos años después de este primer paso, el alcalde detalla en el decreto que “aun cuando consta que los trabajos fueron iniciados en noviembre de 2013, no pudieron llegar a su conclusión durante el pasado mandato corporativo”. De esta forma, señala Bermúdez, “iniciado el presente mandato 2015-2019, constituye un firme propósito del equipo de gobierno adoptar las medidas necesarias para adecuar la estructura organizativa municipal preexistente en aplicación de criterios organizativos que cumplan con el objetivo, en base a criterios de eficiencia y de reagrupación de materias homogéneas, de concordar la estructura directiva, administrativa y política, diseñando un modelo organizativo que permita un funcionamiento municipal inspirado en la aplicación de criterios de eficiencia, eficacia, economía de medios, simplificación de trámites administrativos y mejora de la operatividad, todo ello orientado a la finalidad de mejora de los servicios destinados a la ciudadanía”. El decreto nombra a Marisa Zamora como la responsable de dirigir el proceso por el que se procederá a la disolución de estos dos primeros organismos autónomos, pero también los que se produzcan en el futuro.

Más operatividad
Ayer el alcalde, ante los micrófonos de Radio Club Tenerife, aseguraba que “ni un solo funcionario, ni contratado, dependen directamente del IMAS, sino del Ayuntamiento, así que los servicios sociales van a seguir estando gestionados por un organismo especializado, eso sí de forma más eficaz, porque es algo en lo que se viene trabajando desde hace un año y medio”. De esta forma respondía Bermúdez a las acusaciones del PSOE, que el viernes afirmaba que la disolución del IMAS supondría el retraso en la gestión de las ayudas de emergencia.

“No es bueno ser incoherente, no puede ser que hace tres meses digas una cosa estando en el gobierno y ahora intentes confundir diciendo otra”, señaló el alcalde en relación al portavoz socialista, José Ángel Martín.

“El IMAS es un órgano del Ayuntamiento, cambia su nomenclatura y eso no va a afectar en nada los servicios. La incidencia en el vecino es cero y sin embargo podemos conseguir una mejor estructura y mejorar las sinergias dentro del Ayuntamiento”, concluyó Bermúdez.

Son entes “ineficaces e ineficientes”

Fue en octubre de 2013 cuando se supo que el Ayuntamiento de Santa Cruz ponía en marcha una comisión para el estudio de la posible desaparición como tales de los Organismos Autónomos de Deportes y Cultura, así como la del IMAS. El Consistorio dijo entonces que estudiaba esta posibilidad en aras de llevar a cabo una reestructuración administrativa del Ayuntamiento y que ya contaba con algunos borradores al respecto. Solo un mes después, el 27 de noviembre, ya se disponía del primer informe oficial, fecha en la que está datado el estudio realizado por la Dirección General de Organización y Régimen Interno. Un documento en el que se tacha de “ineficaces e ineficientes” a estos organismos y para los que proponía su disolución. Además, esta disolución facilitaría que el personal de Cultura y Deportes pase a formar parte de Asuntos Sociales, reforzando así su necesidad de recursos humanos.