sur

Puertos Canarios permitirá “el uso y costumbre” en algunos muelles

<
>

“Estamos por la labor de resolver el problema y nos pondremos en contacto con los ayuntamientos para mantener el uso y costumbre del baño en los muelles que no tienen actividad comercial”, declaró ayer el director gerente de Puertos Canarios, Gustavo Santana, que hoy mismo se reunirá con el alcalde Granadilla y mañana lo hará con las alcaldesas de Arico y Güímar.

Casi una semana después de que Puertos Canarios colocara una cartelería prohibiendo el baño en distintos muelles del sur de la Isla y que han sido saboteados por los vecinos, incluso por la propia alcaldesa Carmen Luisa Castro, en El Puertito de Güímar, Gustavo Santana y el viceconsejero de Obras Públicas, Alexis González, se reunirán con estos regidores municipales para informarles de la aplicación del nuevo Reglamento de policía y gestión de los puertos de la Comunidad Autónoma del 22 de mayo. La entrada en vigor de este nuevo reglamento establece una serie de normas que regulan el uso de los muelles, diques y abrigos del litoral y la obligada publicidad de los mismos mediante la correspondiente señalización. Santana reconoce que el tránsito de embarcaciones en los recintos portuarios varía por lo que la aplicación de la normativa se adaptará a la realidad de cada recinto “y, como no puede ser de otra forma, a los usos y costumbres arraigados en cada uno. Con la aplicación de la nueva normativa, tanto usuarios, ayuntamientos y Puertos Canarios ganan la seguridad jurídica que garantiza el disfrute de estas instalaciones”, afirma el gerente.

El artículo 101 del reglamento, en el apartado relativo a otras actividades, recoge que “en la zona de servicio del puerto no se permitirá, salvo autorización previa, el ejercicio de actividades secundarias tales como colocar sillas o mesas, efectuar asaderos o comidas, bañarse, hacer submarinismo, pescar desde los muelles o pescar con cualquier tipo de arte en las dársenas y aguas portuarias”, pero Santana reconoce la necesidad de “especificar” la norma cuando se trata, como en El Puertito de Güímar, Porís de Abona o El Médano, de muelles que no tienen ninguna actividad comercial.

Los tres alcaldes convocados ya han manifestado su deseo de pedir la gestión de los muelles y de mantenerlos, como han venido haciendo hasta ahora.

Santana: “Las cosas no se han hecho como se debía”

Gustavo Santana reconoce que, a la hora de colocar los carteles de prohibición, “no se han hecho las cosas como se debía”, admitiendo que los técnicos de la provincia de Santa Cruz de Tenerife “no avisaron a los ayuntamientos de la colocación”, si bien recuerda que “los ayuntamientos debían conocer la norma”, aprobada en su día por el Parlamento y publicada en el BOC el 22 de mayo. Además, “esta norma se llevó al consejo asesor de Puertos del que forman parte ayuntamientos y la Fecam”.

El director gerente de Puertos Canarios afirma que “la norma no tiene afán recaudatorio, porque la intención no es multar”, dejando caer que la colocación de los carteles salvaguarda las responsabilidades civiles en caso de accidente.