Economia

Canarias evoluciona favorablemente en cuanto a patentes y marcas

 

Imagen de la mesa de ponentes en la jornada de patentes y marcas celebrada en Santa Cruz. / Andrés Gutierrez
Imagen de la mesa de ponentes en la jornada de patentes y marcas celebrada en Santa Cruz. / Andrés Gutierrez

El registro de marcas y patentes está relacionado directamente con el crecimiento de una economía. En este contexto, sorprendentemente Canarias no está en mala posición ya que registró, el año pasado, un crecimiento del 4,5% en solicitudes de marcas, hasta las 1.943, colocándose en sexto puesto, sólo superada por Madrid, Cataluña, Andalucía, Valencia y Galicia.

En el caso de las patentes, la posición de Canarias empeora. El Archipiélago registró, el año pasado, solo 49 solicitudes, un 6,5% más que en 2014, pero  aún así por encima de la media nacional que cayó en 2015 el 4,9%. Esto coloca a las Islas en la 13ª posición con respecto al resto de las Comunidades Autónomas.

No obstante, el puesto de Canarias y de España en este ránking es absolutamente ridículo si lo comparamos con el resto de países europeos o con China, de quien estamos muy alejados. Para que se hagan una idea, España registró 2.882 solicitudes de patentes el año pasado frente al millón que se presentaron en el país asiático.

Estas cifras se pusieron sobre la mesa durante unas jornadas,  organizadas por PONS Patentes y Marcas Internacional y Pablo Hurtado Consultores,  y celebradas ayer en Santa Cruz en donde se incidió en la importancia de proteger la innovación para mejorar la competitividad del sector empresarial canario.

Pablo Hurtado, director de la consultora que lleva su nombre y organizador del evento, destacó que la crisis y el descenso en la inversión I+D+i, tanto por parte de las empresas como de las administraciones, han influido de manera negativa en el despegue del registro de marcas o patentes. No obstante, explicó que las facilidades que se están dando desde la Unión Europea para solicitar patentes “nos permiten ser optimistas”.

El director general de Industria y Energía del Gobierno de Canarias, Erasmo García de León, señaló durante la inauguración de las jornadas que los datos  ponen de manifiesto la “vitalidad y buen estado” del sector empresarial canario y aseguró que uno de los objetivo de la Consejería es “contribuir a potenciar la actividad innovadora de las Islas y trasladarla al conjunto de la sociedad, reorientando el trabajo de los centros de investigación y universidades a la economía productiva de las Islas”. García apostó, en este sentido, por nuevos mecanismos que permitan trasladar los resultados obtenidos en los centros de investigación y universidades a las empresas.

“Una patente se traduce en dinero”

La directora general de PONS Patentes y Marcas, Nuria Marcos,  desgranó, durante su intervención, las novedades de la Ley de Patentes que entrará en vigor en abril de 2017 y justificó los malos resultados de España con respecto al resto de países, especialmente en el “desconocimiento”. “Una patente siempre se traduce en dinero y sirve para la internacionalización” de la empresa o del producto, pero también matizó que “no todo es patentable”. En este sentido, explicó que sólo son patentables aquellas “invenciones nuevas, que impliquen actividad inventiva y que sean susceptibles de actividad industrial”.

En este contexto, no son patentables los descubrimientos, las teorías científicas o los métodos matemáticos, así como las obras literarias, artísticas o científicas, los programas de ordenador o las “invenciones que sean contrarias a la moral y las buenas costumbres”. A esto se añaden, además, algunas invenciones biotecnológicas y métodos de tratamiento quirúrgico o terapeútico.

En relación con la nueva normativa que entrará en vigor en abril del próximo año, Nuria Marcos explicó que el documento “pretende adecuar el marco legal existente a las necesidades actuales de las pymes innovadoras y emprendedores, lo que beneficiará a las empresas”. Este objetivo de buscar patentes fuertes se logrará con la creación de un único examen, que antes era voluntario y que provocaba, explicó, “muchas solicitudes, pero que después no llegaban a nada”.

Propiedad Industrial e Intelectual

Marca. Una marca protege una indentificación distintiva de productos o servicios. En Canarias, según los datos de PONS Patentes y Marcas, el ritmo de crecimiento el año pasado fue del 4,5%, lo que supuso triplicar el porcentaje de subida a nivel nacional. Este crecimiento, es atribuido en el caso de las Islas a la positiva evolución tanto del sector turístico como al agroalimentario, ambos muy vinculados a las marcas como estrategia de protección de sus activos.

Patente. Se trata de un título que otorga el Estado al autor de una invención. Este título te da el derecho de explotación en exclusiva en el territorio nacional durante 20 años a cambio de que dicha invención sea dada a conocer al público. Lo que se pretende con la concesión de una patente es fomentar el desarrollo tecnológico y divulgarlo, así como recuperar la inversión realizada con un beneficio razonable. Este derecho exclusivo, además, impide que dicha invención pueda ser confeccionada, distribuida, utilizada o vendida comercialmente sin contar con el conocimiento del titular de la patente, aunque éste puede dar su permiso o licencia a terceros.

Requisitos. Para que una invención sea patentable debe cumplir tres requisitos: Novedad, Actividad Inventiva, y Aplicación Industrial.

Modelos de Utilidad. El modelo de utilidad protege invenciones con menor rango inventivo que las protegidas por patentes, consistentes, por ejemplo, en dar a un objeto una configuración o estructura de la que se derive alguna utilidad o ventaja práctica. La duración de este derecho es de 10 años.  Este registro en Canarias sufrió, el año pasado, una importante caída, aunque inferior a la sufrida a nivel nacional, concretamente 12,9%, lo que equivale a 54 solicitudes.

Diseño Industrial. A diferencia del modelo de utilidad, los diseños industriales protegen sólo la apariencia externa de un producto. En el caso de Canarias, esta alternativa sí que ha tenido una evolución positiva especialmente por la relación con los productos de souvenirs y artículos de merchadising vinculados al turismo.